Planta Rafaela

LA FABRICA QUE DUPLICÓ LA PRODUCCIÓN

La Planta Rafaela, ubicada en la Carretera a Camiri Km 03, en un área de 14 hectáreas, es la unidad productiva de CERABOL, en esta moderna infraestructura más de 120 personas dan vida a los productos cerámicos de la empresa.

La primera línea de producción fue inaugurada en abril de 2011, con una capacidad de 180.000 m2 / mes. En junio de 2016 se inaugura la segunda línea de producción con capacidad de 300.000 m2 / mes y con la posibilidad de fabricar formatos más grandes como el 60×60 cm.

A finales de 2017, se traslada a Rafaela la prensa PH-1000 de las instalaciones de la Av. Brasil para de esta forma potenciar y maximizar los esfuerzos productivos de la Planta. Gracias a estos cambios y a la constante búsqueda de efectividad y calidad, CERABOL hoy por hoy produce con ambas líneas el máximo de su capacidad, permitiéndose la expansión y volver a exportar a mercados como Chile y Perú.

La planta cuenta con una moderna sección de preparación de masa atomizada y prensas de alto tonelaje. Para la decoración utiliza dos impresoras digitales de última generación de la marca italiana INTESA by Sacmi. La tecnología injet permite fabricar piezas con alta definición, nitidez y cromática.

Además, el laboratorio se encuentra equipado con instrumentos que permiten medir con precisión los padrones de calidad del producto final. La línea de selección y embalaje es automatizada en ambas líneas, dando mayor exactitud a la clasificación de los productos por tamaño y planaridad.

Proceso Industrial

TODA LA TECNOLOGÍA Y CALIDAD

Poniendo cuidado en cada detalle, empleando tecnología de vanguardia y aplicando una mejora continua en todos sus procesos,
CERABOL se asegura de ofrecer a sus clientes un producto de la más alta calidad.

Molienda

Nuestro proceso es por vía Húmeda. En grandes molinos se mezclan las distintas arcillas con agua y bolas de porcelana, consiguiendo una homogenización total de las materias primas. El resultado de este proceso es un líquido viscoso llamado barbotina.

Atomizado

En un atomizador la barbotina es secada y granulada a través de pulverizadores en contra corriente de aire caliente para conseguir una humedad homogénea que permitirá una mejor compactación en la prensa.

Prensado

Prensas de 1.000, 2.500 y 3.200 toneladas son las encargadas de prensar el polvo atomizado y conformarlo de acuerdo al tamaño del molde, obteniendo así lo que llamamos de biscocho o masa.

prensa sacmi ph3200 cerabol ceramica

Secado

CERABOL cuenta con secaderos verticales y horizontales de ciclo rápido cuya función es eliminar la humedad residual de las piezas prensadas.

Esmaltado

En La línea de esmaltado se aplican los engobes, esmaltes, tintas y las distintas decoraciones según el diseño del modelo. Los esmaltes son aplicados con diferentes equipos como discos, campanas y aerógrafos y los diseños son plasmados con máquinas decoradoras digitales con tecnologia HD. Las piezas resultantes se almacenan en maxicompensers automáticos, para su posterior ingreso al horno y de esta manera conseguir una alimentación continua la cual favorece a la productividad.

Cocción

En este proceso se produce la sinterización de las arcillas y la fusión del esmalte. Para esto, contamos con hornos a rodillos monoestrato que trabajan a temperaturas entre los 1.150°C y 1.200°C, condiciones que hacen posible que la pieza obtenga la resistencia, tamaño y acabado deseado.

Selección

En esta fase las piezas se clasifican según su tamaño, tonalidad y defectos en su superficie. Para que esta medición sea exacta utilizamos máquinas de calibre y planaridad de última generación.

Embalaje

En esta fase se encajonan las piezas según el tamaño y calidad obtenida, para ello se utilizan máquinas automáticas de embalaje para una mejor manipulación del producto terminado.

Control de Calidad

A lo largo de todo el proceso se realiza un constante control de los parámetros establecidos por el laboratorio para conseguir el producto terminado de acuerdo a las normas técnicas internacionales: Norma ISO 13006/10545. CERABOL cuenta con un completo laboratorio de control de calidad que se mantiene a la vanguardia cuanto a instrumentos de medición. En conjunto con un equipo humano en constante capacitación, CERABOL logra mantener su promesa de entregar calidad en cada pieza que lleva su nombre.